Terapias

Aunque el concepto de SALUD siempre ha sido una gran preocupación para todos, la espiritualidad también ha sido un tema de la constitución del hombre desde sus inicios. En el mundo contemporáneo nos encontramos ante el concepto de individualización del cuerpo humano, donde existe un estudio científico sobre las dolencias físicas y sus curas, los problemas mentales y psicológicos y sus tratamientos, pero se olvida el lado espiritual del hombre.

Lo que era algo de razonamiento y asociación natural, se volvió casi un TABU, y al hablar de CREENCIAS, religiones u otros conceptos que engloban la ESPIRITUALIDAD muchos se avergüenzan o son reprimidos por lo que CREEN. Sin poner ningún mérito en ningún tipo de aspecto, quiero abordar la importancia de ENTENDER LA SALUD y LA ESPIRITUALIDAD como un TODO, ya que este todo es lo que constituye el SER HUMANO.

El HOMBRE se ha preocupado por la VIDA desde sus inicios, y buscó ayuda en la NATURALEZA para CURAR los más diversos trastornos que se presentaban, ya fueran de naturaleza física o espiritual. En ese momento, se creía que la mayoría de las debilidades humanas se debían a la vulnerabilidad de SPIRIT.

Hoy, con el avance de la CIENCIA, gran parte de esa cultura y concepto se ha PERDIDO y el hombre ha llegado a DAR VALOR exclusivo a conceptos científicos. Los estudios actuales revelan que la mayoría de las enfermedades que acechan a los humanos son de naturaleza PSICOLÓGICA. Es decir, no estar feliz, sentirse angustiado, reprimido o cualquier otro sentimiento negativo que tenga un IMPACTO DIRECTO con su SALUD FÍSICA. Es como si tu propio cuerpo percibiera tu insatisfacción de vivir y de alguna manera se desanima y deja de funcionar correctamente.

Por tanto, TERAPIAS alternativas como las terapias holísticas han ganado un gran número de adeptos en todo el mundo, simplemente por la sensación de PAZ y BIENESTAR que aportan en lo que se refiere al CONOCIMIENTO DE AUTO.

Así, además de las TERAPIAS específicas que se describen a continuación, existen numerosas situaciones posibles a tratar.

Son: Temas FAMILIARES, Foro SEXUAL DE PAREJAS, Rendimiento PROFESIONAL, Rendimiento DEPORTIVO, Adicciones al alcohol o las drogas, JUEGOS, Consumo excesivo de contenidos DIGITALES, Búsqueda de ideales en Internet y REDES SOCIALES, INTIMIDACIÓN, ABUSO DE PODER, ACOSO SEXUAL, violación, VIOLENCIA DOMÉSTICA, RACISMO, desigualdad de género, raza o religión, sentimiento de injusticia del sistema, DEPRESIÓN, SOLEDAD, demencia, ENFERMEDADES PSICOLÓGICAS, falta de RUTA y motivación, falta de AMOR PROPIO, TRAUMA, CÁNCER, DIABETES, HOMOSEXUALES , ACEPTACIÓN, falta de RECONOCIMIENTO, entre más.

¡Todo es posible de tratar o mejorar con TERAPIA!

Terapia familiar

Atribuir las tensiones familiares al llamado “choque de generaciones” es tapar el sol con un colador, es decir, no admitir la dimensión real de los problemas. De hecho, las diferencias existentes pueden desencadenar una serie de conflictos, que muchas veces son los responsables de distanciar a padres e hijos, físicamente, pero principalmente emocionalmente.

Muchas parejas no llegan a una conclusión sobre la paternidad. Si bien uno tiene un espíritu más conservador, otro cree que la relación entre padres e hijos debería ser más flexible. Las diferencias no se discuten ni se respetan. En este ambiente de desacuerdo, se está produciendo una verdadera guerra para llegar a la razón. Y los niños están en medio de ello, libres, sin ningún referente de amor, cordialidad y respeto, adoptando este patrón de convivencia entre ellos y en sus relaciones amorosas y con los amigos.

Así, pasan los años sin reconocer el conflicto, sin que nadie dé un respiro y sin un intento real de sentarse a conversar. Los niños se vuelven adultos y económicamente independientes. Las personalidades de la pareja son cada vez más desestructuradas y las de los hijos ya están formadas. En este escenario donde los padres entraron en conflicto porque no encontraron un denominador común, los niños no saben hablar y pelear guerras para defender sus puntos de vista.

Todo empeora cuando la familia tiene un buen nivel económico. Quien siempre ha tenido el poder, cree que esto es natural. Aquellos que se sienten inferiores, luchan por demostrar que están agraviados y acusan al otro de ser manipulador en sus verdades. Todos toman las batallas para convencerlos de que tienen razón en las últimas consecuencias. Todos estamos emocionalmente aislados y la separación física a menudo es para siempre.

Además de los conflictos generados por las diferencias de personalidad y la dificultad para respetarlas, la codicia por controlar los negocios, o bien, tener una asignación mayor hace que el “choque de generaciones” sea aún más complejo.

La dependencia química es otro factor que lleva a muchas familias a buscar ayuda profesional. La enfermedad degrada la relación familiar, provocando aislamiento emocional y físico. Los estudios apuntan a esta metodología como una herramienta importante para ayudar en el tratamiento de los trastornos alimentarios y del estado de ánimo.

Cuando los conflictos internos comprometen nuestra existencia, la terapia nos ayuda a encontrar la raíz de estos problemas y puede ayudar con los trastornos familiares.

La terapia establece la relación entre dos fuerzas que estimulan las relaciones humanas, la individualidad y la cercanía. El problema se presenta cuando la familia no encuentra el equilibrio entre estos polos. Los principales objetivos de esta terapia son hacer que las personas descubran su verdadera personalidad y aprendan a comportarse en las relaciones para asumir la responsabilidad de sus acciones.

El foco está en el desarrollo de comportamientos familiares, mediante la creación de un esquema para analizar las relaciones. Según la terapia familiar estratégica, los conflictos tienen las siguientes causas: soluciones ineficientes y negación de los síntomas.

Muchas personas se resisten a buscar ayuda de un terapeuta. Creen que hacer terapia es cosa de locos o de aquellos que no tienen nada más que hacer. Pero entonces, les pido que respondan algunas preguntas:

¿Está usted y el resto de su familia constantemente triste y enojado?

¿No tiene ya tu Hogar la misma tranquilidad y tranquilidad?

¿Hay temas casi «prohibidos» para evitar discusiones?

¿Te das cuenta de que tus comidas son silenciosas y que faltan programas juntos?

Terapia de pareja

La vida en pareja no siempre es fácil.

Una pareja está formada por personas de dos mundos diferentes que tienen que unirse para formar un equipo fundado en el amor, un proyecto familiar.

Hasta que eso suceda, son inevitables los conflictos, compromisos, compromisos y mucha comunicación.

Cada uno de los elementos de la pareja tiene su pasado, sus vivencias, sus sueños, sus perspectivas, sus miedos, sus conflictos internos, sus modelos de relación, sus amigos, sus familias y sus frustraciones.

En otras palabras, cada miembro de la pareja siempre trae su equipaje a la relación.

Para que la combinación de estos mundos, o estos equipajes, funcione, además del amor, el compartir y la comunicación es fundamental, lo que se traduce en la intimidad de la pareja.

Hoy en día, muchas veces no hay tiempo ni disponibilidad para mantener esta intimidad en pareja.

El trabajo, las inquietudes, las diferencias no resueltas o asumidas, el tiempo dedicado a los hijos, provocan fácilmente que cada uno se quede en su rincón y que la comunicación de la pareja se contamine con proyecciones de la culpa de ambos, y fácilmente la pareja se escapa. esa intimidad, donde reside el sentido de vivir en pareja y su fuerza.

¿CÓMO FUNCIONA LA TERAPIA DE PAREJA?

La Terapia de Pareja sirve para reconectar con los protagonistas de la vida familiar, en la que se desbloquea la comunicación y se redefinen los conflictos y problemas.

La vida en pareja solo es posible si los dos crecen dentro de la relación, si tienen la capacidad de cuestionarse y evolucionar juntos.

La Terapeuta acompañará a la pareja a redescubrir su intimidad, para que puedan seguir construyendo la relación para que el proyecto familiar lo tenga todo para ser una familia plena, íntima, fuerte y feliz.

La Terapia de Pareja se convierte así en un recurso valioso, que sirve para solucionar problemas existentes en la relación de pareja, y para promover soluciones y pautas efectivas para que la pareja recupere su sentido y fuerza.

Si reconoce que su relación podría beneficiarse de la terapia de pareja, no pierda más tiempo: hable con su cónyuge y, si él también está de acuerdo, programe su primera cita ahora.

Poner los problemas debajo de la alfombra y esperar el tiempo para aclarar el dolor no es la mejor solución si realmente quieres tener una relación.

Terapia sexual

La terapia sexual es una terapia diseñada para tratar problemas sexuales.

Siempre busca resolver los problemas relacionados con el sexo de forma permanente y en el menor tiempo posible.

Lo que ocurre son conversaciones entre paciente y terapeuta, y durante las cuales se van eliminando algunos bloqueos que perjudican el sexo.

Tenga en cuenta que la mayoría, casi todos los problemas sexuales tienen causas psicológicas y emocionales, es decir, al someterse a terapia para este tipo de problemas, el paciente comienza a reconocer que los viejos bloqueos, ansiedades y miedos están desapareciendo y su vida sexual está mejorando.

Todas las actividades son discusiones y orientación técnica y profesional, y el paciente observa la evolución en cada sesión, donde verifica en cada encuentro la mejoría que se está produciendo en su propia actividad sexual.

Está dirigido a hombres y mujeres, y se puede realizar de forma individual o en pareja. En ambas situaciones se consiguen excelentes resultados, ya sea de forma individual o en pareja.

Actualmente más del 50% de la población portuguesa tiene alguna dificultad en términos sexuales, o algún problema relacionado con el sexo.

De las más variadas situaciones de malestar y problemas sexuales, se encuentran las disfunciones sexuales masculinas y femeninas: Anorgasmia (Dificultad o Imposibilidad de alcanzar el orgasmo); Vaginismo (contracción de la vagina que evita la penetración); Dispareunia (dolor durante el coito); Disminución del deseo, eyaculación precoz, disfunción eréctil, entre otros.

Tener terapia sexual es mejorar el sexo, una necesidad primordial y muy importante en la vida de todos. Es poder, además de eliminar el dolor, el malestar y la insatisfacción, conocer la experiencia real del sexo, como una actividad íntima, placentera y saludable, sin miedo a un encuentro real.

Se supone que no debes seguir sufriendo ningún problema sexual. Los problemas sexuales se pueden resolver y, a menudo, sin necesidad de la medicina tradicional. Se puede resolver con Sex Therapy. Incluso si crees que no es tratable, no sigas viviendo así, busca la ayuda del terapeuta.

Terapia deportiva

Cuando se trabaja en el lado psicológico de un deportista, se puede utilizar cualquiera de los variados enfoques psicológicos que se conocen hoy en día. Entre ellos, el abordaje a través de la Terapia Cognitivo-Conductual, que ha sido muy utilizado en el acompañamiento de deportistas y equipos deportivos, tanto amateurs como de alta competición.

Así, el deportista y / o el equipo pueden recibir ayuda:

  • Entender el marco competitivo en el que se inserta, aclarar cómo reaccionará ante esta situación.
  • Concéntrese en el aquí y ahora para optimizar las soluciones de problemas o mejorar las capacidades.
  • Promover el control emocional basado en técnicas cognitivas, ayudando a los deportistas y entrenadores a identificar, analizar y reestructurar pensamientos disfuncionales para obtener rendimientos más adaptados al entrenamiento técnico y táctico.
  • Facilitar el procesamiento de información sobre situaciones, reduciendo la rigidez y permitiendo la promoción del autodescubrimiento, la exploración de diferentes habilidades y estrategias.
  • Desarrollar las habilidades funcionales existentes y aprender otras nuevas, promoviendo la autoeficacia, la independencia, la reflexión y la ayuda mutua para que los deportistas y entrenadores alcancen sus objetivos, basados en estrategias bien estructuradas

 

La preparación psicológica de un deportista debe ser continua, desde las categorías básicas hasta las máximas, pues a partir de este entrenamiento de habilidades psicológicas, los deportistas y entrenadores desarrollan estrategias mentales que les ayudan a establecer planes específicos para afrontar las adversidades, como esta:

  • Aumento de la confianza en uno mismo;
  • Saber cómo lidiar con distracciones y circunstancias imprevistas practicando diversas rutinas antes y durante la competencia;
  • Tener la capacidad de bloquear eventos y pensamientos irrelevantes, enfocándose en el desempeño inmediato y repetir la rutina mental varias veces durante la competencia;
  • Concéntrese en lo controlable, es decir, no ponga su atención en el oponente;
  • Desarrollar planes de competencia muy detallados;
  • Aprenda a regular los niveles de activación y ansiedad.

 

La práctica demuestra que la terapia es un enfoque psicológico eficaz, y con el aumento de la información científica sobre el tema que proporciona, es posible contribuir a un mayor rendimiento de los deportistas ante tantas presiones. Así, la terapia ayuda a los deportistas a conseguir un rendimiento mucho más eficaz.